Nos vamos de aventuras al Real Jardín Botánico de Madrid

Hacía tiempo que Indi y Lala no se marcaban un viaje. Con todo el trabajo que tiene recientemente la nutria y la cantidad de cosas que hacer en la tienda estos animales no han tenido tiempo para nada. Por eso hace unos días decidieron salir de aventuras, aunque sea sin salir de la ciudad. Como era fiesta en Madrid decidieron hacer algo especial y visitar uno de los sitios preferidos de la nutria: El real Jardín Botánico de Madrid.

 

El paseo

 

El jardín Botánico está al lado del Museo del Prado, muy cerca de la casa de la Lala, desayunaron en una cafetería cercana y fueron dando un paseo hasta allí. El día estaba nublado y llovió un par de veces. Puede parecer que no es el mejor momento para ir de aventuras, que es mejor quedarse en casa liado en una manta viendo tu serie favorita; pero los días lluviosos son geniales para visitar jardines. Las flores están llenas de gotas de lluvia, todo parece más verde y puedes encontrarte amigos inesperados.

 

¡AAAAHHH un caracol gigante!

Dentro del Jardín Botánico

El jardín botánico tiene muchos lugares interesantes y parece el paraíso en la tierra (a no ser que seas alérgico que entonces se convierte en el infierno). Primero visitaron el invernadero y la estufa, los cuales están llenos de cactus , plantas tropicales y una colección preciosa de orquídeas; a Indi le recordó a si viaje por la selva de hace unos meses.

 

El mapache aprovechó el paseo por la estufa para entrar en calor y marcarse un baile.

 

Después pasearon hasta la zona de los bonsáis y el mapache se sintió gigante al ver esos arbolitos tan pequeños. La nutria resistió varias veces el impulso de pararse a pintar todo lo que tenía alrededor; pero si saco muchas fotos para pintar luego con mas calma.

 

Algunos de los bonsáis preferidos de la nutria. El mapache se camufla muy bien en la naturaleza y el pelo de la nutria le sirve de impermeable.

 

Una de las mejores partes para visitar del jardín en primavera es la rosaleda y zona de las plantas ornamentales; donde hay una variedad increíble de rosas, tulipanes y plantas bulbosas con nombres de canciones.

 

 

La nutria recogió algunos tesoros del suelo, flores caídas y hojas interesantes que ahora viven en la madriguera prensadas entre dos libros. Lala no esta muy segura de que hacer con ellos, pero seguro que se le ocurre algo interesante. ¿Habéis visitado alguna vez el jardín botánico? ¿cuál es vuestra época del año preferida para pasear?

 

Sin comentarios

Deja el tuyo